De la pregunta a tu sexo.

Yo te propongo un trato: yo pregunto y tú piensas. ¿No le ves la gracia? Venga, te lo explico. Soy de las que opinan que en esta vida nada debe permanecer estático, eso de ni para adelante ni para atrás no va conmigo, así que en el terreno sexual no iba a ser distinto.

Transformarse, reinventarse, resurgir, renovar, reformar… esas sí son palabras que van conmigo. (No, no tengo fondo de armario 🙂 ). Por ello, pongo encima de la mesa unas cuestiones que me gustaría que te plantearas. ¿Conseguiré variar la línea de tu vida sexual? Demasiado pretencioso por mi parte. Suficiente es que ya estés leyéndome. Aprovecho y saludo: gracias por estar.

  • ¿En las relaciones eres tú quien inicia siempre el encuentro?
  • ¿Lo haces tantas veces como deseas?
  • ¿Usas siempre protección para evitar embarazos o Enfermedades de Transmisión Sexual? Esta es un sí.
  • ¿Cambias “los entornos” y “horarios”? ¿O eres de planning prefijado?
  • ¿Lo has hecho en espacios abiertos: campo, playa, teatro de gran aforo…? ¿Qué pasa? Soy una amante del teatro griego.
  • ¿Te apetecería hacerlo con la posibilidad de ser descubiert@?
  • ¿Te gusta verte desnud@? Empieza a buscarte, las partes que te conforman te esperan.
  • ¿Te masturbas? ¿Se lo has dicho a tu pareja? ¿Lo han hecho juntos? Prueba, funciona. No como la nata.
  • Enumera tus fantasías. ¿Tienes más de tres? Si no es así tienes tarea pendiente: Literatura erótica.
  • ¿Has probado a meter juguetes eróticos entre los dos? Vibrador, lubricantes, crema para masaje, velas con sabor, esposas…
  • ¿Le has dicho a tu pareja cosas al oído que no se espera? No menosprecies en la excitación el poder de las palabras.
  • ¿Hablas de sexo fuera de contexto? Dícese fuera de la cama, que es el lugar que más o menos se toma para estos “quehaceres”.
  • ¿Eres de los de acto completo o de l@s que un oral, caricias, y que a gusto me he quedado. (Dar y/o recibir se sobreentiende)
  • ¿Has fingido un orgasmo? ¿Por qué? Se creían que no iba a caer.
  • ¿Te imaginas tu vida sexual dentro de diez años? No contestes, es una pregunta absurda. Vive sano, que el sexo viene con el pack.

Nunca me han gustado las carreras de galgo, me parecía tan triste que todos corriesen detrás de un conejo (esto sonó fatal). No vayas persiguiendo quimeras, la sexualidad es algo real, de ti depende hacerlo verdadero, auténtico. Con-Sex.

¿De qué color es el deseo de las mujeres? Azul viagra NO…

Read More
Cuando empecé a profundizar en el tema de la viagra femenina lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de información que existía, de contradicciones que pueden llevar a una confusión total. Así que decidí poner orden desde este humilde marco incomparable (mi blog). Preguntas que te puedes formular: ¿Qué trastorno trata? ¿Cuál es la composición de las pastillas y su respuesta en el organismo? ¿A quién va dirigido? ¿Cuándo se pone a la venta?
1. ¿Qué trastorno trata?
Está indicado para aquellas mujeres  que padecen el Trastorno de Deseo Sexual Hipoactivo .Es decir, hay una falta de deseo sexual o una libido baja. Ya empezamos mal si utilizamos el término “viagra”.Ya que la viagra se utiliza en el hombre para tratar una disfunción eréctil (lo que antes se denominaba impotencia). Es cuando el varón no puede mantener una erección firme adecuada para una actividad satisfactoria. Resumiendo: en la mujer es un trastorno de deseo lo que se espera solventar y en el hombre un trastorno de excitación, que es bien distinto (sigan leyendo que la cosa se irá aclarando).
2. ¿Qué pretende la pastilla?
En el hombre queda bien claro (no es que los hombres sean más sencillos, ya saben que yo no voy de ese palo). El citrato de sildenafilo (viagra) actúa dilatando los vasos sanguíneos del pene, permitiendo la afluencia de la sangre cuando se está sexualmente estimulado. Es decir, provoca una erección. Es importante destacar que este medicamento funciona en tanto exista un estímulo sexual (caricias, besos, pensamientos…). No provoca erecciones espontaneas.
En las mujeres se pretende aumentar el deseo ¿Cómo? La promesa( recuerden que todavía no está en el mercado el producto…aunque en esto también hay confusión…sigan leyendo por favor).La promesa ,como les estaba diciendo, es que actuaría sobre el cuerpo y la mente de la siguiente manera: la testosterona aumentado el deseo, el sildemafil incrementa el flujo sanguíneo en la vulva( se hincha labios y clítoris, con lo cual yo pienso que te dan más ganas de frotarte para aliviar el ardor que consumar…que ordinario quedó) y , por último, la buspirona    ( utilizada para bajar los niveles de ansiedad).Pero, aquí está el dichoso peeeero ¿será capaz la pastilla de borrar de nuestra mente el estrés, inseguridades, complejos, problemas de pareja, desinformación…?¿será tan mágica que de un plumazo este combinado químico nos pondrá a cien? Si es así, bienvenida sea, pero como soy escéptica aclaro: cada persona tiene su singularidad y debe solucionarse la raíz del problema (rutinas, cansancio…).
3. ¿Qué pastillas saldrán al mercado?
En el hombre las más comunes son la viagra (citrato de sildenafilo) y Cialis (tadalafil) cuyos resultados es entrar más sangre en el pene provocando una erección. La toma se aconseja desde media hora  a una hora antes.
En las mujeres nos encontramos con la pastilla llamada lybrido creada por el D. Adrián Tuiten. Debe tomarse tres horas antes .Digo yo que muy claro has de tener que sexo habrá, no vaya a ser que te deje en el portal con el deseo “intacto” (basado en hechos reales). Saldrá al mercado en el 2016. Otra pastilla que nos encontramos es Orlibid. Se puede tomar media hora antes (vamos, en el ascensor). Saldrá a la venta  en el 2015. Lo mejor viene ahora, y es que frente a estos dos fármacos que se encuentra en proceso de investigación (no olvidemos que estamos frente a una guerra de laboratorios para hacerse con un mercado que puede dar grandes beneficios) YA HAY UNA COMERCIALIZADA!!! Es vía online y se llama Female Viagra. Cuesta la caja de 12 pastillas 20.99 euros (por supuesto no añadí a la cesta).
4. Para finalizar ¿A quién va dirigida?
En los hombres: todos aquellos que tengan problemas de erección y que no padezcan factores de riesgo cardiovasculares.
En las mujeres: aquellas que “están manteniendo una relación larga o de media duración donde el aburrimiento marital conduce a la patología”. Y me pregunto yo ¿sólo le falta deseo  a las mujeres que viven en pareja?¿es que la que las “singles” siempre están “calientes”? o peor todavía ¿no importa tus disfunciones si estás sola?

Georgina Burgos, sexóloga autora de” Mente y Deseo en la mujer” opina que hay muy pocos estudios sobre el tema. Y yo observando el embrollo, la confusión existente me planteo lo siguiente: ¿ y si escribo un libro sobre el tema? Por lo pronto ya tengo la portada: Mi deseo es de color naranja ¿ y de qué color es tu deseo? Con- Sex