Sugestión… quédate con una sola definición.

Sugestión: acción de generar fascinación, encanto o convencimiento a través de dichos o acciones. Sugestión: dominio, control de la voluntad. Mientras corro miro las palmeras alineadas. ¿Cómo te gustan los hombres? Me preguntó. Yo: uno detrás de otro. Soy muy organizada. En doce meses he tenido de alguna manera 27 hombres en mi vida. Solo he dejado entrar a tres. Dos me partieron y el tercero se convirtió en autentica amistad. T Shirt Kenzo Homme Soldes Cuando el Sol está muy alto es imposible correr. Para ciertas cosas el tiempo es fundamental, sino te puedes quemar. Siempre traía arándanos. No sugestión. Todavía me río al recordar la cara del dependiente cuando le pedí lubricante a base de marihuana. Dicho lubricante promete orgasmos de quince minutos. No soy dada a creer en pócimas, tiro más a la incredulidad.¿Qué habrá de real en eso de untar calor o frío? ¿Placeres infinitos provocados por sustancias que irrigan de sangre los genitales? Yo voy más por ritmos. No hay nada más erotizante que ponerla en la entrada y no empujar. Mirar el vicio en sus ojos. Compré preservativo de marihuana, me gusta lamer sonrisas. Sugestión. Amanece un nuevo día; “De ti depende que sea feliz”, dice el avatar al abrir Twitter. Frases hechas no. Nos fundimos en un abrazo y a continuación empecé a tomar notas en su expediente clínico. Dsquared T Shirt El perdió a su hermano. Lo externo te puede borrar la sonrisa, incluso la expresión de la cara. La historia es saber sobrellevar la no sonrisa cuando toca. No sugestión. Hablar por el móvil te resta tres puntos, avisa la normativa de tráfico. A mí el móvil me resta vidas. “He abierto la ventana un poco, entra un fresco delicioso, la luz justa…“. Tiene una voz que me atrapa, ¿sabrá susurrar? Desnudos… café caliente… prosigue. Hace tiempo que esa vida quiere adentrarse… Hablar por el móvil te resta tres puntos… En mí: ¡vidas! Sugestión. Respiro y me baña el sudor. Miro las palmeras alineadas. No me quedan fuerzas pero he controlado mi voluntad. Puedo con la “sugestión” del encanto de una mirada. La sugestión del dominio no la permito. Subo la música y camino con una sonrisa.

Yo escribo lo que vivo, mi sexo en ti

Yo escribo lo que vivo. Las cefaleas pueden tener muchos orígenes. El mío es tensión. Sencillo. Bañarme en el mar me lo quita. Correr, me lo quita. Tener los ojos cerrados y pensarte, me lo quita. Hay besos que hablan. Que te marcan el ritmo.
Y a veces ese ritmo te lleva. En mi vida he estado borracha dos veces. De sexo mucho más. Cuando el sexo es calidad no me importa caer en la bacanal. Ese sexo tarda. Cuando existía el Bulli la lista de espera era de tres años. Cortamos antes de sentarnos en esa mesa. No fue tiempo perdido.
Yo escribo lo que siento
En una cama cabe una vida. Una mirada y supe que tendría sexo con él. Entrar en otros mundos descubriendo nuevos placeres. Placeres que no tienen futuro. Hay lugares de los que nunca se vuelven porque siempre te provocaran una sonrisa. Tres días y sus manos me dieron forma. Mi boca le enseñó un nuevo camino. Personas que llegan en el justo momento y quedarán a pesar de la distancia.
Yo escribo lo que sueño
“No pasa un día en que no estemos en el paraíso”. J L Borges. Yo soy más de Lilith que de Eva. En mi mundo siempre hay motivos para la manzana. Quiero esa mirada, la del deseo y admiración. Ese deseo que marca mi curva. Esa mirada me atrapa. Quiero penetrarlo. Poseerlo.
Quiero que pierda la cuenta: uno, dos, tres… y vuelta a empezar. Quiero que la luna dure 24 horas y no tenga sentido mirarla. Quiero sus espasmos y su líquido caliente. Mira cómo te miro. Venga, mira… Esta mirada desde abajo es tuya. Y me siento grande.
Quiero que mis labios resbalen por el eje de tu lengua. Tu punto de apoyo entre mis piernas. Camino de pólvora donde tu glande abrirá nuevas vías. Muévete despacio. Déjame evaluar su recorrido.
Dame tu mano… quiero que escribas en mí. Con-Sex