¿Qué buscamos en las relaciones?

¿Qué buscamos las personas en una relación? Relación del tipo que sea, que no me apetece hacer distinciones en estos momentos de mi vida. Vale, aclaro, para mí una relación es cuando dos personas intercambian momentos, esos momentos también son cosa tuya: sexo, conversación, soledades, aficiones, mensajes “skyline”. Otra aclaración, “personas”, no creo que la mujer busque algo concreto, y el hombre “otro” algo concreto. Si la educación nos ha limitado como género, que no seamos los “expertos” los que perpetuemos las diferencias. Entre dos, lo que vamos a encontrarnos, son dos mundos con sus circunstancias. Son años de terapeuta y sé lo que me digo. Prosigamos ¿qué buscamos las personas en una relación?

  1. Que no nos hagan perder el tiempo. Sencillo. Es mentira que se aprende de los errores, a veces solo sirve para darte cuenta de que has hecho el imbécil. Así que ese tiempo maravilloso no se lo hagas perder, ve de frente y a corazón abierto, ya la otra parte sabrá si conviene o no invertir en ello.
  2. No al dolor. En las relaciones no sirven lubricantes, por muchos sabores que hayan en tu mercado existencial. Si no se desliza, no empujes. Algo de fricción sí, es natural.
  3. Buena gente. Parece simple está afirmación, pero viene de rebote de otra absurda que se toma como válida: “nos gustan los chicos malos”, y a ellos que les hagan putadas, no te fastidies. Todo ser que quiera sufrir en una relación, tiene un trastorno que se debe trabajar, llámese inseguridad, baja autoestima, dependencia o carencia afectiva… (no hablamos de BDSM, ese es otro tema). Debemos concienciar desde la niñez que el respeto es la única manera de amar.
  4. Comunicación. No hablar por hablar, como cuando descubres el lenguaje y te pierdes escuchándote a ti mism@. Dialogar, expresar tus emociones, a eso también se aprende. No digo que no cueste, pero luego le vas cogiendo el tranquillo.
  5. Silencio. Si, queremos espacio, porque somos seres completos con nuestras vidas. No queremos que nos llenen huecos, bueno si, pero eso lo sabemos pedir 😉 Deseamos compartir, crecer, progresar el tiempo que dure, cuando se acabe ya seguiremos con nuestro espacio, quizás con suerte, más llenos de recuerdos.

Hasta aquí mi post de hoy, va de personas, de relaciones, de encuentros y desencuentros, de la vida llena de sabores, y cada uno tiene su paladar. Con-Sex.

¿Respirar en el sexo? Súmale, ritmo y espacio.

Totalmente verídico. Sentada en el avión, a mi lado una mujer que no para de hiperventilar. Toca a la azafata y le pide ayuda. Ella “toda amable” con cara de “por favor me ha tocado”, le dice; respire señora, usted tome aire y suelte, se le pasará. ¡Y una mierda! Estaba sufriendo una crisis de pánico en fase terminal. O le enchufas un Valium 10 o nada que hacer. Pues lo mismo con los maravillosos orgasmos si respiras diafragmáticamente. A ver señores y señoras, pongamos orden en los conceptos, teorías y fluir.

Una cosa es que la respiración te ayude a bajar la ansiedad y otra bien distinta que la solucione. La ansiedad es fruto de un cuadro complejo. Debemos trabajar la raíz que lo fomenta.

Vayamos al sexo: “Intensificarás tus orgasmos si en el momento en que sientes que llegas, contraes los músculos de la pelvis, el ano y la vagina, al mismo tiempo que continuas concentrándote en la respiración”. Qué  quieren que les diga, se me vinieron a la mente mis clases de abdominales. Y no es mi intención frivolizar sobre el asunto, porque efectivamente la respiración puede mejorar tu encuentro sexual, siempre y cuando acompañe, nos haga sentir con más fuerza cada sensación. La clave está en respirar al compás con tu pareja. Compaginar el nivel de excitación. Y su aire tomó forma en mí.

Aire, ritmo y espacio.

Espacio de saber estar sin exigir. El placer egoísta de dar. El mejor de los placeres, viajar por un cuerpo sin destino.

Ritmo, lo más difícil de encontrar. Saber bombear la sangre en un cuerpo requiere el arte de la precisión de la escucha. Bien difícil es.

Aire, controlar conscientemente la respiración, lenta y profunda. Alargándola. Contener la fuerza para que al final “la marcha” sea magistral. ¡Oh mi Carmina Burana sexual!

¡Qué difícil encontrar el arte del aire, ritmo y espacio!

No hay normas, no hay reglas, no hay métodos. No todo funciona como sistema imperativo. En clínica no hay dos historias iguales. Permitir es la clave. Permitir curar las heridas.

Cogí su mano y sutilmente le susurré: “Estás jodida pero no te vas a morir de esta. Soy sexóloga y tengo un tumor en la cara, que creo me va a estallar como la teta de Ana Obregón, cuando despeguemos”. Empezó a reírse a carcajada y eso hizo que se olvidara de su respiración. Estimular el pensamiento hasta que estalles en un orgasmo. Esa es la cuestión. Con- Sex.489311_640px

Las mujeres podemos tener sexo casual, ambiental, circunstancial… Rompiendo absurdos.

Su pene erecto entró con una facilidad que hasta a mí me sorprendió. A continuación me levantó en peso con una facilidad que hasta a mí me sorprendió. La luz cegadora de media mañana no dejaba centrarme. Mi grito insultándolo salió con una facilidad  que hasta a mí  me sorprendió.

¿Puede una mujer tener sexo casual? Otra de las preguntas absurdas que leí en un artículo. Es como si leyeras ¿un hombre se puede enamorar? Asociar el sexo sin amor como posibilidad remota en una mujer, hace el mismo daño que vincular el sexo por el sexo en el hombre. Por lo menos para mí, que defiendo una educación sexual en la igualdad.

Sigue el artículo “Este sexo casual u ocasional se produce con frecuencia por noches de desenfreno, hecho que puede ser liberador, pero el problema es el día después, ya que la mujer no se adapta al sexo sin compromiso por factores socioculturales”. Totalmente de acuerdo con ella. Si sigue habiendo personas que todavía defienda estás teorías dudo que las cosas cambien. Termina el artículo en tono catastrófico “la mujer al no recibir mensajes “wasaperos” entra en pensamientos destructivos, e incluso puede derivar a estados de depresión. ¡Anda ya! ¿Es tan duro creer que nos gusta el sexo por puro placer?  Tantos años de evolución, de desarrollo cultural, de formación, de lucha por la liberación para caer siempre en los simplismos.

Así que:

  • Punto 1
    • No nos sentimos culpables por tener sexo de una noche.
    • Ellos dicen hermosas palabras en el sexo de una noche.
  • Punto 2
    • No queremos sexo casual porque el boom hormonal de los quince días nos pida ser fecundadas.
    • Ellos no quieren sexo porque sus testosteronas les piden ser el macho de la manada.
  • Punto 3
    • Podemos alcanzar perfectamente el orgasmo en relaciones “no estables”. No obligamos a pasar la ITV para que nos toquen con gusto.
    • Los hombres no tienen un resorte en los genitales. No siempre responden a las caricias. Su mente puede desear “otros momentos”.
  • Punto 4
    • No todo acto implica un ovillo de emociones. A veces en que “divinos estamos” es suficiente.
    • Ellos pueden quedarse “pillados” en una noche.
  • Punto 5
    • Las mujeres no nos hacemos unas viciosas por tener sexo de una noche. El sentido común también está entre las piernas.
    • Los hombres desean relaciones de más de una noche, de dos, de tres… de una vida. El sentido común también está entre las piernas.

Punto 6, y para rematar cito: “el sexo seguro hace que las mujeres no tengan sexo de una noche”. Los preservativos no tienen género y caben en todos los bolsillos. La seguridad en el sexo debe ser buscada por ambos.

Mientras se duchaba puse música y me hice un té. ¿Volveré a repetir con él? No lo creo. No me gusta el sexo en silencio, pero eso es otro post, decir no cuando el sexo no te complace. Con-Sex.

tumblr_ng6b0lAft51tezjkso1_500

Los interrogantes del sexo… ¡Y todo empezó por unos pechos!

Abro consulta: EstimularMente es su nombre. Llevo un mes que no soy yo. No encuentro mi espacio. Mi soledad. Mis letras. Las necesito para respirar. Llego de la inauguración. Me sentí arropada por mi gente, toda una trayectoria profesional y una vida personal. Todo se juntó. Y en un momento me di cuenta de que tenía delante cuatro ex amantes. Todos tuvieron algo de mí. Yo algo de ellos. Quizás, esto segundo no lo veo tan claro. Últimamente creo que no doy con el lugar del abandono. Es como si no supieran donde dejarme. Como cuando tiras cristal en el plástico, pero encima lo hacen como si nadie los viera. Historias que se acaban antes de empezar. Historias que ves pasar en cinco minutos como si vieras el túnel. Historias que persigues hace años y solo son tuyas. Así es, así lo cuento.

Y qué fácil es “pene trar”, pero ver en tu interior a través de los ojos, es otro verbo. A mí el sexo me grita
en imágenes. No quiero cerrar los ojos. No quiero perderme nada. A veces el sexo es espejo. Otros en cambio, silencios y oscuridad. Oscuridad entendida como tacto, descubrimiento. ¡Hay tantos tipos de sexo! ¿No piensas lo mismo? ¿Cuántos tipos de sexo has vivido? ¿Eres visual, táctil o “sentil”? ¿Se puede ser algo específico? 

Yo con mis cuatro ex amantes delante y no podía quitarle los ojos a sus pechos. Me llaman. Y lo acepto. No me rebelo. Ya perdí la capacidad de resistirme a mis apetitos. ¿Por qué poner límites a los deseos si no dañas a terceros? ¿Quién controla la imaginación? 

Me escribo con un chico a quien le gustan los hombres y sin embargo yo le pongo. Curioso. ¿Qué verá en mí? El ser humano no tiene etiquetas o no debería. Me manda sus pechos. No mi amigo amante de hombres. Ella. Se ha dado cuenta y juega conmigo. Yo me dejo. Nunca es tarde para descubrir formas de disfrutar ¿Te cierras a conocer nuevas formas? Si es así, ¿quién te lo impide?

Tiene 35 años, nos llevamos 17. Jamás lo hemos hablado. Lo conocí en mi último viaje a Madrid. Su madurez me impresionó. Es diferente. Para mí no tiene edad, porque él no ve la mía. Estamos en otro plano. Jamás me había sucedido. No hay límites. Hablamos de todo con total naturalidad. ¿Dónde está escrito que para la atracción tiene que haber una escala cronológica? ¿Hay duración escrita de antemano en una historia con tantos años por medio? ¿Se puede predecir una relación? 

Estoy cansada, las tres de la madrugada. Hora canaria. Cierro los ojos y me quedo en sus pechos… ¿Quién puede controlar los sueños? Con- Sex. 

 

12167002_1722685521292969_1580150399_n

Ponle nombre tú a la forma de tu sexo‏

Tenía el post casi terminado, iba a hablar de los beneficios y perjuicios del fornicio en verano, que me iba a Fuerteventura sola y bla bla bla, pero cayó un libro en mis manos y todo cambió. Dicho libro me hizo ver que soy un putón ético. Me explico.

Me gusta mucho el sexo pero con valores, o mejor dicho, el sexo con valía. Una vez me dijeron que parecía que tenía muchas vidas, quizás tenga razón, vivo muchos sexos que no quiero definir. Huyo de las etiquetas. ¡A lo mejor salvo algo del post anterior! Vamos a ver que se puede hacer. Hoy hablaremos del sexo sin formas ni estaciones.

Las definiciones que vienen a continuación están sacadas del libro de Dossie Easton y Janet. T Shirt Kenzo Homme Hardy: Ética promiscua.

Amor libre: la idea de que es posible amar y tener relaciones sexuales con más de una persona como un medio de conexión interpersonal.

Sex positive: La creencia de que el sexo es una fuerza saludable en nuestras vidas. Corriente creada a finales de los 60 en el National Sex Forun.

Poliamor: con significado todavía vago, pero puede entenderse como aquella que incluye todas las formas de relación que no sea la monogamia.

Putón: Persona que celebra la sexualidad con una mente y un corazón abiertos. Dsquared T Shirt ¡Esa soy yo!

Sencillamente porque sueño con la libertad, y a la vez con una intimidad excitante y profunda. T Shirt Philipp Plein Persigo deseos y ver a donde me llevan. Me gusta explorar lo que venga de interesante. Valorar el sexo por el placer que nos da, huyendo de la rutina. Vivo el momento aunque dure siete años. Para mí lo importante es el compromiso, ese acuerdo al que llegas con la persona en cuestión. Lealtad entendida como transparencia. No me gusta ir de nada porque de nada me ha servido lo establecido. He probado de “todo”, incluso me he casado. Las relaciones no saben de tiempo sino de oportunidad. Ser abierta de mente no conlleva ninguna señal, los faros van cambiando en la vida y no siempre navegamos en los mismos mares (¡qué bonito me quedó!)

Cuando trabajo en terapia sexual intento ver a la persona y que razón mueven sus actos. Siempre hay una razón. Y las causas de un trastorno, problema o disfunción no saben de modas, siempre hay algo más.

Así que sin modas, ni etiquetas me voy de vacaciones, porque a veces hay que cambiar el destino para continuar el viaje. Y quizás, como dice los estudios, el sexo venga a mí, porque los días son más largos y mi hipófisis producirá más endorfinas, oxitocina y dopamina, y quizás las noches largas me hagan pasear por las calles, donde la gente es más sociable por la alegría de verse moren@s y guap@s , y quizás tu piel roce con mi piel, porque no llevamos jersey y yo rompa tu rutina, y quizás sea nuestro momento y terminemos siendo un sueño de verano engrosando las estadísticas.

No me gustan los números pero calculo las caricias sobre tu piel.