De la pregunta a tu sexo.

Yo te propongo un trato: yo pregunto y tú piensas. ¿No le ves la gracia? Venga, te lo explico. Soy de las que opinan que en esta vida nada debe permanecer estático, eso de ni para adelante ni para atrás no va conmigo, así que en el terreno sexual no iba a ser distinto.

Transformarse, reinventarse, resurgir, renovar, reformar… esas sí son palabras que van conmigo. (No, no tengo fondo de armario 🙂 ). Por ello, pongo encima de la mesa unas cuestiones que me gustaría que te plantearas. ¿Conseguiré variar la línea de tu vida sexual? Demasiado pretencioso por mi parte. Suficiente es que ya estés leyéndome. Aprovecho y saludo: gracias por estar.

  • ¿En las relaciones eres tú quien inicia siempre el encuentro?
  • ¿Lo haces tantas veces como deseas?
  • ¿Usas siempre protección para evitar embarazos o Enfermedades de Transmisión Sexual? Esta es un sí.
  • ¿Cambias “los entornos” y “horarios”? ¿O eres de planning prefijado?
  • ¿Lo has hecho en espacios abiertos: campo, playa, teatro de gran aforo…? ¿Qué pasa? Soy una amante del teatro griego.
  • ¿Te apetecería hacerlo con la posibilidad de ser descubiert@?
  • ¿Te gusta verte desnud@? Empieza a buscarte, las partes que te conforman te esperan.
  • ¿Te masturbas? ¿Se lo has dicho a tu pareja? ¿Lo han hecho juntos? Prueba, funciona. No como la nata.
  • Enumera tus fantasías. ¿Tienes más de tres? Si no es así tienes tarea pendiente: Literatura erótica.
  • ¿Has probado a meter juguetes eróticos entre los dos? Vibrador, lubricantes, crema para masaje, velas con sabor, esposas…
  • ¿Le has dicho a tu pareja cosas al oído que no se espera? No menosprecies en la excitación el poder de las palabras.
  • ¿Hablas de sexo fuera de contexto? Dícese fuera de la cama, que es el lugar que más o menos se toma para estos “quehaceres”.
  • ¿Eres de los de acto completo o de l@s que un oral, caricias, y que a gusto me he quedado. (Dar y/o recibir se sobreentiende)
  • ¿Has fingido un orgasmo? ¿Por qué? Se creían que no iba a caer.
  • ¿Te imaginas tu vida sexual dentro de diez años? No contestes, es una pregunta absurda. Vive sano, que el sexo viene con el pack.

Nunca me han gustado las carreras de galgo, me parecía tan triste que todos corriesen detrás de un conejo (esto sonó fatal). No vayas persiguiendo quimeras, la sexualidad es algo real, de ti depende hacerlo verdadero, auténtico. Con-Sex.

Los interrogantes del sexo… ¡Y todo empezó por unos pechos!

Abro consulta: EstimularMente es su nombre. Llevo un mes que no soy yo. No encuentro mi espacio. Mi soledad. Mis letras. Las necesito para respirar. Llego de la inauguración. Me sentí arropada por mi gente, toda una trayectoria profesional y una vida personal. Todo se juntó. Y en un momento me di cuenta de que tenía delante cuatro ex amantes. Todos tuvieron algo de mí. Yo algo de ellos. Quizás, esto segundo no lo veo tan claro. Últimamente creo que no doy con el lugar del abandono. Es como si no supieran donde dejarme. Como cuando tiras cristal en el plástico, pero encima lo hacen como si nadie los viera. Historias que se acaban antes de empezar. Historias que ves pasar en cinco minutos como si vieras el túnel. Historias que persigues hace años y solo son tuyas. Así es, así lo cuento.

Y qué fácil es “pene trar”, pero ver en tu interior a través de los ojos, es otro verbo. A mí el sexo me grita
en imágenes. No quiero cerrar los ojos. No quiero perderme nada. A veces el sexo es espejo. Otros en cambio, silencios y oscuridad. Oscuridad entendida como tacto, descubrimiento. ¡Hay tantos tipos de sexo! ¿No piensas lo mismo? ¿Cuántos tipos de sexo has vivido? ¿Eres visual, táctil o “sentil”? ¿Se puede ser algo específico? 

Yo con mis cuatro ex amantes delante y no podía quitarle los ojos a sus pechos. Me llaman. Y lo acepto. No me rebelo. Ya perdí la capacidad de resistirme a mis apetitos. ¿Por qué poner límites a los deseos si no dañas a terceros? ¿Quién controla la imaginación? 

Me escribo con un chico a quien le gustan los hombres y sin embargo yo le pongo. Curioso. ¿Qué verá en mí? El ser humano no tiene etiquetas o no debería. Me manda sus pechos. No mi amigo amante de hombres. Ella. Se ha dado cuenta y juega conmigo. Yo me dejo. Nunca es tarde para descubrir formas de disfrutar ¿Te cierras a conocer nuevas formas? Si es así, ¿quién te lo impide?

Tiene 35 años, nos llevamos 17. Jamás lo hemos hablado. Lo conocí en mi último viaje a Madrid. Su madurez me impresionó. Es diferente. Para mí no tiene edad, porque él no ve la mía. Estamos en otro plano. Jamás me había sucedido. No hay límites. Hablamos de todo con total naturalidad. ¿Dónde está escrito que para la atracción tiene que haber una escala cronológica? ¿Hay duración escrita de antemano en una historia con tantos años por medio? ¿Se puede predecir una relación? 

Estoy cansada, las tres de la madrugada. Hora canaria. Cierro los ojos y me quedo en sus pechos… ¿Quién puede controlar los sueños? Con- Sex. 

 

12167002_1722685521292969_1580150399_n

Calendario sexual antes de que termine la Navidad.

La gente sabe que escribo, hablo, trabajo en base, sobre, bajo, desde el sexo, y por ello, me mandan todo lo que van encontrando. A veces es engorroso, pero se agradece. Y he aquí, que me llega un post sobre un calendario de adviento en plan erótico. Tenía su gracia y estaba bien escrito, aunque basado en juegos que pululan en el mercado y que solemos usar l@s sexolog@s en consulta.

Día: 1 “mande un mensaje caliente a su pareja”. Día 2: “prepare cena con velas”. Día 3: “baile con música sensual”. Flojo ¿verdad? Últimamente me estoy haciendo una agresiva/pasiva. Doy asco. Así que en esa línea voy hacer un calendario de “mi viento”, y con suerte compartimos aires de lima.

Día 1. Muérdete los labios, aguanta la respiración y piensa en el mejor sexo que has tenido. Ahora mastúrbate recreándolo.

Día 2. Camina por la calle como si fueras los Bee Gees en Stayin’ Alive. ¡ERES SEXI!

Día 3. Hazte una foto desnuda. Ponla en blanco y negro. Somos luces y sombras. Acéptate.

Día 4. Susúrrale al oído “Je t’aime”, luego pasa la lengua por su cuello y vete… continuará… a veces las segundas partes son mejores que las primeras.

Día 5. No pienses en el sexo. Mente en blanco.

Día 6. Haz el día 1 porque estás a reventar.

Día 7. Lleva tu mano a los genitales. Huele. Tu sexo es tu esencia. No lo olvides. Los perfumistas lo saben.

Día 8. Bésal@, bésal@ y vuelve a besar. Comparte labios, lengua, saliva, aire. El mejor abandono se produce en la comisura. Ya lo cantó Luz Casal.

Día 9. Improvisa. No todo te lo voy a decir yo.

Día 10. Tu cuerpo es tu ahora. Repítelo 100 veces.

Día 11. Desnúdate al sol. Recibe de la naturaleza. Es sabia.

Día 12. Dicen que nuestro horizonte tiene el tamaño de nuestras aspiraciones. Yo te digo: no mires atrás y abarca con tus ojos hasta el infinito. El tamaño no importa.

Día 13. ¿Al final del deseo que queda? El placer de haber deseado. Sencillo.

Día 14. Tacha el día 13 y vuelve a desear. Es la única manera de vivir.

Día 15. Cierra los ojos y come chocolate, el mejor chocolate, “el chocolate”. ¿Lo sientes? Respira. Gime. Eres chocolate. Eres clímax.

Día 16. Mírala. Es hermosa. Cógela. Métela en la boca. ¡El maravilloso mundo del sexo oral!

Día 17. ¿Volverán las oscuras golondrinas…? No preguntes por pájaros. Volar está sobrevalorado. Imagina.

Día 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24. Sonríe pero en vertical. Lee literatura erótica… de la buena. (La sonrisa vertical te ayudará).

Día 25. Apaga la luz. Tendances de la mode Oscuridad absoluta. Dale forma con tus manos. Descubre su piel.

Día 26. ¿Qué sueles hacer antes de llegar? Reinvéntate. En el cambio está el progreso.

Día 27. Mira, míralo todo. Como entra, como se abre, como succiona tu pezón, como la lengua se detiene en tu gemido. Ojos para hablar. Clávasela… la mirada.

Día 28. Juega con el espejo. Yo me toco. Tú te tocas. Que tu semen llegue a mí. Que mis flujos salgan por ti.

Día 29. No le dejes ni soltar las llaves. Coge “el paquete” y ábrelo con deseo, dale la espalda y que haga camino entre tus piernas. Solo cinco minutos bastará para que no lo olvide nunca.

Día 30. ¿Y a ti qué te pone? Lápiz y papel y empieza con tu lista. Tienes todo el día.

Día 31. Tu cabeza sobre su pecho. Escucha como respira su corazón. No hables. No hagas nada. Empieza un nuevo sexo en ti.

Este ha sido mi calendario. Quizás algunos piensen que es un poco tarde, pero ya saben, nunca es tarde si de gozar se trata.

La pereza del calor lleva al sexo pasivo

No sé si es el calor, la pereza que arrastro últimamente o la escasez de gente interesante, que si tengo que practicar sexo no saldría de la postura del misionero. Cosa rara en mí. Hasta mi quiromasajista dice que soy difícil porque todo lo miro y pregunto. ¿Y ahora que me vas a hacer? ¿Para qué es ese palo? Sí, tiene un palo que al pasármelo por la planta del pie siento de todo menos placer. Así que tumbada y con falta de ganas, quiero ser práctica y eficaz. No hay nada peor que la torpeza de lo inútil. Hoy vamos a trabajar una técnica utilizada para avivar el deseo, entre una de sus múltiples funciones, la focalización sensorial de Master y Johnson.

Focalización sensorial: técnica cuya finalidad es que ambos miembros de la pareja identifiquen y tomen conciencia de sus propias sensaciones corporales.

Me tumbo boca arriba, suele empezar “decúbito prono”, pero es mi ejercicio y quiero notar tu respiración cerca de mí, olfatear, olerte. No creo en la feromonas, creo en la cercanía y en el sudor del sexo. Tus manos se centran en mi frente, liberas tensión, respiro profundamente, me dejo hacer, quiero o no tengo fuerza para pensar, para resistirme. Bajas al cuello, no me gusta esa zona y lo notas por mi desagradable mueca, me relajas pasando los dedos por mis labios, aunque está prohibido que me manifieste, no puedo evitar sacar mi lengua y lamer tu dedo. Ha sido solo unos segundos, lo suficiente para tus primeras gotas, y no deberías estar excitado. Tendances de la mode No soy quien para marcar tu ritmo. Estoy cansada, me dejo hacer. No quiero pensar. Pasas a mis hombros, están contraídos pero no sabes qué hacer con ellos, noto tu torpeza y ganas de cambio. Unes tus manos, que al ser tan grandes, al bajar ocupan mis pechos. No puedo evitar ser instintiva y me arqueo. No quiero pero debo controlar. Es un ejercicio para sentir despacio, sin urgencias. Vuelvo a mi posición inicial, con resignación, pego la espalda, respiro profunda y largamente, lleno mis pulmones intentando que el aire me calme. Tendances hommes Tus dedos rozan mis aureolas, lo hacen a la par, con las dos manos a la vez. Siempre me ha maravillado esa gente que puede hacer movimientos sincronizados simétricos. Bolsos de moda Tengo que mojar mis labios, bebería algo pero no es cuestión de parar en este momento. Notas mi gran excitación y has decidido hacerme sufrir. Yo me dejo. No quiero pensar, estoy cansada. Bajas a mi estómago en un movimiento tan amplio que abarcas mis curvas, te paras en ellas. Noto como las miras, no, como las admiras. Tu respiración cambia pero eres buen chico y entendiste la explicación del ejercicio. Te llega el olor del fluido con sabor a mí. Bajas a mis muslos, acaricias arriba y abajo, son largos, te detienes, no hay peligro ¿o sí? Porque abro las piernas invitándote a males mayores. Quiero perderme en tus manos, no pensar. Rompes las reglas y dejas las manos a un lado, las únicas que tenían permiso y me besas las rodillas, besos suaves, lentos, húmedos… He decidido darme la vuelta, has roto las normas y te doy la espalda como castigo, dejando mis nalgas a la altura de tu cara. Puedo notar tu sonrisa, esa que pones al verme los dos hoyuelos que marcan el final de mi columna y el inicio de tu perdición.

Como reciclar tu energía sexual

A veces te ves obligada a tomar decisiones que son lo mejor de lo peor. Me explico. Tenía preparado un viaje para ir a ver a un amigo. Ya con pasaje y hotel. T Shirt Ralph Lauren Pas Cher Adidas Yeezy Boost 350 Acheter No salió. Se acabó el amor de tanto usarlo. Vamos, que nos “jartamos” de DMs. El desvirtualizar tiene su encanto. Desde que lo vi en Madrid, haces meses, supe que nos haríamos lo más grande. Mode Y así fue. Ahora sentada en un chill out de Fuerteventura, con “Giorgia on my mind” sonando de fondo, las piernas dobladas, observo como un barco está a punto de entrar en mí. Y recuerdo la escena de una película de Almodóvar, cuando un submarinista de plástico bucea dentro de Victoria Abril. Esa escena me impactó, ella se abandonó por completo. Yo no puedo, es más, últimamente noto que al masturbarme me molestan los vibradores. Quizás es que van muy rápido para mi energía actual. Porque el sexo es energía. Tendances de la mode Y la energía ni se crea ni se destruye ¿A dónde va la energía sexual? Cuando empiezas a buscar información sobre energía sexual te puedes perder en un mundo de chacras, tantras y conexiones espirituales.

Empezamos con la idea de los antiguos Chinos y el taoísmo, donde nos dice que la energía sexual o “jing chu” es nuestra energía principal.

Para Car Gustav Jung “La energía sexual es un intercambio íntimo de fluidos y energía”.

Wilhelem Reich fue el primer científico en describir el orgasmo como una descarga del exceso de energía, y también reconoció las consecuencias negativas del bloqueo de energías sexuales.

Von Urban nos comenta que las copulas cortas eliminan tensión de los órganos sexuales, pero incrementan la tensión en el resto de sus cuerpos. Yo si a todo.

Y, por último, uno de los entendidos actuales que más han escrito sobre el tema: Antonio Ferrández . “La energía sexual es la fuerza disponible para obtener placer del sexo en cualquiera de sus modalidades. Acheter Adidas Yeezy Boost 550 El ser humano puede perderla, o bien ahorrarla, desarrollarla, e incluso canalizarla para su empleo con otros fines beneficiosos distintos a la satisfacción sexual.”

No voy a seguir el post detallando uso y disfrute de la energía sexual. Creo que hay gente más capacitada para eso (ver post http://con-sex.com/y-mi-vagina-hablo/ ) Quiero hablar como terapeuta sexual. El sexo es de vital importancia, incluso en aquellas personas que lo niegan. Puede estar en tu vida de una forma más o menos presente, pero está. ¿Qué pasa cuando esa energía se acumula? ¿Cómo liberar esa tensión? Porque sí, esa energía acumulada genera rabia, frustración, ira, tristeza… depende de tu situación emocional.

A continuación te muestro mis básicos:

  1. Masturbación. Lo primero, no por importancia, sino por eficacia (la prioridad se la debes dar tú según tus gustos y apetencias). Pero no masturbar de uno, dos y no llegar al tres. Masturbarte a conciencia. Acaricia tu cuerpo, distribuye tu energía por todos los rincones, juega contigo, para, respira, mírate, prolonga… Reloooj no maaarques las horasss…
  2. Bailar. Ponte descalz@, vital para sentir el suelo, liger@ de ropa, vital para sentir tu cuerpo, música de tu agrado, vital para sentirte sexy. Muévete, libera tus caderas, tu pelvis (por algo Elvis es un mito erótico) levanta las manos, sonríete con picardía. Siente como liberas. Polo Philipp Plein Pas Cher Es una sensación orgásmica.
  3. Tocar un instrumento. El que te haga vibrar. Haz sonar las notas que llenan tu espacio, cierra los ojos y déjate llevar…
  4. Reír. ¡Qué maravilla es la risa! Esa que te duele la mandíbula, lagrimas que caen, endorfinas pura en vena. Si tienes a alguien que te saque esa risa, buen sustituto del sexo será.
  5. Comer no es válido para liberar tensión sexual, aumenta la placidez y eso lleva a acumulación.
  6. Ejercicio físico como correr, spinning, escalar… libera tensión, estrés pero no sexual.

Y ¿cuál es tu lista? Yo tengo un amigo que le pone a mil cocinar, con su vino, picando, sofrito, olores… vamos, que le sirve de sustito. (Imprescindible para entender este punto ver Como agua para chocolate).

Pues eso es todo, espero que les haya sido de utilidad aunque no se olviden: nada mejor para liberar la energía sexual que compartirla con otro ser.

PD: volveré a Fuerteventura. T Shirt Dsquared Me gusta su energía y tengo algo pendiente. No me ha visto bailar. Lo dicho: desvirtualizar tiene su encanto.