Autoestima y la influencia externa

Me he congratulado con el género masculino. Después de mucho tiempo he vuelto al placer de una buena conversación. Ese hombre que te cautiva con el saber ser. La mirada atenta. El interés puesto. Un hombre culto, con sentido del humor, amplio de miras y belleza de cercanía. No hubo ninguna química sexual. Atracción no es sexo. Sencillo. Lo sencillo no es simple, es síntoma de claridad. Quedé con él para desvirtualizarlo a las diez, se hizo las doce sin darnos cuenta. Nos despedimos con un “eres mejor en directo” y “estamos en contacto”. No sé si lo volveré a ver. Él tiene su vida, yo la mía. Pero de vuelta a casa con la sonrisa puesta me dije: a este hombre lo escribo. Le debo mucho, me he reencontrado con mi olor de hembra.

Hoy vamos a hablar de la autoestima y la influencia externa (2ª edición)

Si breve dos veces bueno. Nunca he entendido este dicho, porque si te gusta, que dure y dure. Si te tomas un café saboréalo, si te pones crema hazlo a conciencia, si te miras de reojo en un escaparate párate. Esto de aceptarnos es complejo, pero hay hechos elementales, básicos e imprescindibles que no debemos dejar pasar para querernos. Seré breve, clara y concisa. Allá vamos.

Causas de baja autoestima:

  • Ambiente familiar negativo: si no fuiste apoyado y querido por tu entorno dejará secuela.
  • Dificultades en la etapa escolar: acoso, burlas, vejaciones…
  • Exceso de autocrítica y perfeccionismo.
  • Inseguridades, incapacidad para superar dificultades.
  • Alto grado de susceptibilidad.

El mundo está lleno de personas acomplejadas a causa de una mala percepción. Tu cuerpo cuenta tu historia. No lo olvides.

¿Qué imagen tienes de ti? ¿Qué se esconde al mirarte? Pudor, vergüenza, rechazo, asco, tristeza, malestar, repulsión, decepción, frustración…

Una imagen negativa de tu cuerpo puede influenciar en tu día a día: escasa habilidad social, dificultades sexuales, trastornos de alimentación… En ti está el cambio. ¡Comienza ya! Hay mucho en juego: tu vida.

  • Modifica tu lenguaje. Las palabras en la mente hacen, y mucho. Aprende a ver lo bueno en ti.
  • La perfección no existe. Y menos mal, en los detalles está lo hermoso.
  • El éxito depende de muchos factores: inteligencia, decisiones, suerte… Te puedo asegurar que rostro y cuerpo no dicen nada si no van acompañados de esencia.
  • Cuida tu aspecto, tu estilo, es decir, siendo fiel a ti mism@. No te compares. ¡Qué sentido tiene cuando en la diversidad está el encanto! Lo auténtico si es hermoso.
  • ¡Libérate! No me digas que no estás hart@ del discurso del “culto al cuerpo”, de la “eterna juventud”. No sabes lo maravilloso que es ir de “carpe diem”.
  • Une de las cualidades que más valoro últimamente es el sentido del humor. “Autoríete”. Me explico. Mírate y ríete de todas las veces que te criticaron o rechazaron. Da gusto. “En serio”.

Modificar comportamiento y adoptar nuevas formas de actuar no es algo fácil. Si te sientes incapaz de hacerlo sol@ acude a un terapeuta o apúntate al taller sobre autoimagen, eliminando bloqueos, que daré junto a @charoguijaro, el 12 de noviembre. Sí, es publicidad, pero es mi blog 😉 Más información en eugeniar2917@gmail.com.

Y yo sigo siendo la misma que en la primera edición pero con más letras. Gracias a él, vuelvo a tener mi autoestima en alza, y entro en una nueva etapa. Con-Sex

Ama tu cuerpo por encima de tus comentarios y ajenos.

Si breve dos veces bueno. Nunca he entendido este dicho, porque si te gusta, que dure y dure. Bueno, no tanto como el orgasmo del cerdo. Yeezy Boost 750 Acheter No sé si me apetecería media hora gimiendo, gritando, arañando… ¡Mírala ella que expresiva! Estoy desvariando, ya que quiero centrarme en otro tema: amar nuestro cuerpo por encima de todos los comentarios tuyos y ajenos. Esto de aceptarnos es complejo, pero hay hechos elementales, básicos e imprescindibles que no debemos dejar pasar para querernos. Y aquí seré breve, clara y concisa. Allá vamos. Causas de baja autoestima:

  • Ambiente familiar negativo: si no fuiste apoyado y querido por tu entorno dejará secuela.
  • Dificultades en la etapa escolar: acoso, burlas, vejaciones…
  • Exceso de autocrítica y perfeccionismo.
  • Inseguridades, incapacidad para superar dificultades.
  • Alto grado de susceptibilidad.

El mundo está lleno de personas acomplejadas a causa de una mala percepción. Tu cuerpo cuenta tu historia. Acheter Adidas Ultra Boost No lo olvides. ¿Qué imagen tienes de ti? ¿Qué se esconde al mirarte? Pudor, vergüenza, rechazo, asco, tristeza, malestar, repulsión, decepción, frustración… Una imagen negativa de tu cuerpo puede influenciar en tu día a día: escasa habilidad social, dificultades sexuales, trastornos de alimentación… En ti está el cambio. ¡Comienza ya! Hay mucho en juego: tu vida. Adidas Ultra Boost Homme Pas Cher

  • Modifica tu lenguaje. Las palabras en la mente hacen, y mucho. Aprende a ver lo bueno en ti.
  • La perfección no existe. Sencillo. Y menos mal, en los detalles está lo hermoso.
  • El éxito depende de muchos factores: inteligencia, decisiones, suerte… Te puedo asegurar que rostro y cuerpo no dice nada si no va acompañado de esencia.
  • Cuida tu aspecto, a tu estilo, es decir, siendo fiel a ti mism@. No te compares. ¡Qué sentido tiene cuando en la diversidad está el encanto! Lo auténtico si es hermoso.
  • ¡Libérate! No me digas que no estás hart@ del discurso del “culto al cuerpo”, de la “eterna juventud”. No sabes lo maravilloso que es ir de “carpe diem”.
  • Une de las cualidades que más valoro últimamente es el sentido del humor. “Autoríete”. Me explico. Mírate y ríete de todas las veces que te criticaron o rechazaron. Da gusto. “En serio”.

Modificar comportamiento y adoptar nuevas formas de actuar no es algo fácil. Si te sientes incapaz de hacerlo sol@ acude a un terapeuta o apúntate al taller sobre autoimagen, eliminando bloqueos, que daré junto a @charoguijaro, el 23 de enero en Madrid. Sí, es publicidad, pero es mi blog 😉 Más información en eugeniar2917@gmail.com. Gracias por estar, ahora empieza “a ser”. Adidas Yeezy Boost 330 Pas Cher Con-Sex.

La voz a ti debida: En busca de mi cuerpo perdido

Hoy no tengo capacidad para redactar un texto. Chaussures Adidas Yeezy 550 Boost Me siento seca. Me han dejado seca. Chaussures Adidas Ultra Boost Me muevo en la brevedad y en la evidencia.

Para vivir no quiero

islas, palacios, torres.

Qué alegría más alta:

vivir en los pronombres

DSC_1735

Quiero reencontrarme con mi cuerpo y solo lo podría hacer a través de sus ojos. Adidas Yeezy Boost 350 V2 Pas Cher Confiaba en su madurez. Confiaba en su sensibilidad. Confiaba en que sabría captar la mujer que hay en mí.

Quítate ya los trajes,

las señas, los retratos;

yo no te quiero así,

disfrazada de otra,

hija siempre de algo.

Te quiero pura, libre,

irreductible: tú.

DSC_1768

Y con miedo yo, y tensión ella, nos enfrentamos a la sesión. No quería seducir. En mi mente está: frescura, transparencia, serenidad, plenitud… Con esto no pretendo nada ¿o sí? Mostrar que la hermosura de un cuerpo no debe estar ligada a los cánones de belleza temporales.

Sé que cuando te llame

entre todas las gentes

del mundo,

sólo tú serás tú

DSC_1834

Cien disparos y la foto… esa… mis certezas se confirmaron… en la imagen estaba mi actitud… esa ilusión para vivir lo que tenga que venir… lágrimas al momento de descubrirme.

Y cuando me preguntes

quién es el que te llama,

el que te quiere suya,

enterraré los nombres,

los rótulos, la historia.

Iré rompiendo todo

lo que encima me echaron

desde antes de nacer.

DSC_1722

Así me muestro. Así soy.

CORAZA SOMOS PERO NO NOS CONVERTIREMOS…

Yo recuerdo aquel día, que nos fuimos a bañar, aquel agua tan fría y tu forma de nadar, en el río aquel, tú y yo y el amor, que nació de los dos. Miguel Ríos
Está canción me la cantaba el primer hombre que me miró con deseo hace 35 años… Y siento esa mirada como la primera vez. Calvin Klein Tanga Porque así soy yo: siempre es la primera vez. Moda Como le digo a mis “nueva pareja”, cuando me preguntan por mi experiencia, por sexóloga y bla bla bla, yo soy virgen para ti mi amor. Hoy vamos a hablar de la coraza.
Es un hecho que nos tenemos que proteger de lo que nos hace daño, pero ¿dónde queda aquello de lo que no mata engorda? ¿Es qué nadie quiere engordar sentimentalmente? Natural que a veces te cuestiones: ¿qué necesidad tengo yo de este sufrir? Y razón no te falta, porque sufrir por sufrir, es tontería. Así que elijamos quien nos hará daño y porqué. Uff, que práctico y frío sonó eso. Slip Calvin Klein Outlet ¡Sorpresa !!!! Una relación tiene dos caras: las ilusiones y los desengaños, los anhelos y los fracasos, las esperanzas y las frustraciones. Unas veces sale bien, otras, mal. Yeezy Boost 750 Acheter
La palabra clave es: las expectativas. Por mucho amor que haya siempre debes hacerte está pregunta ¿qué espero de esta persona? ¿Qué espero de esta relación? Si es un “follamigo” (amigovio para la RAE) no esperes que te pida convivencia. Eso es así.
¿Qué este post te resulta espeso con tantas preguntas? Pues toma dos tazas: las corazas solo se quitan respondiendo a los porqués del dolor.
Hagamos preguntas, la respuesta es cosa tuya…
*¿Te ha cogido en malas circunstancias? Crisis laboral, cambio de ciudad, problemas familiares…
*¿Estás falta de cariño? Hace tiempo que no tienes una relación, tu ex sale con un /una divin@, has sido rechazad@ últimamente…
*¿Baja de autoestima? Te miras en el espejo y no te gusta lo que ves, te sientes poca cosa, estás llen@ de miedos e inseguridades…
*¿Deseas tener buen sexo? El buen sexo engancha y se busca…
*¿Estás superando una ruptura? Lo de un clavo saca otro clavo, yo no lo veo tan claro. Adidas Yeezy Boost 330 Pas Cher Como dice mi hija: eso solo te deja con dos agujeros.
Resumiendo: busca las razones de tu dolor. Calvin Klein Underwear España Una vez analizado, quizás comprendas tus porqués y puedas avanzar. De eso se trata: siempre adelante…Y me voy con prisas que quedé con un ex que es un encanto. Es lo que tiene tener una coraza de quita y pon. Adidas Ultra Boost Femme Pas Cher Quizás ahí radique el truco, utilizarla cuando es necesaria.

Se abre el telón…

Me vengo encontrando últimamente con una queja que clama al cielo, o mejor a la cama, que sería su escenario. Y es ese amante que actúa, que hace peripecias para hacerte llegar al nirvana. Tú lo ves todo “apañao”, dale que te dale  con todas las herramientas en uso (dígase: lengua, manos, pies, brazos, boca, dedos, pene…) y todas las tácticas posibles (cunnilingus perfecto, acrobacias varias, cambios en el momento oportuno…) En resumen, están tan centrados en darte placer, que ya no es cosa de dos, sino una demostración “de que yo lo valgo”.
Pero ojo, nosotras no nos quedamos atrás. Nos convertimos en mujeres al borde de un ataque egocéntrico. En el mal sentido de la palabra.  Solo queremos verlo gozar. Y no es por sumisas o por educación (algunas tan anfitrionas). ¡Es por poder! Es la nueva era. Nos hacer sentir grandes ver que “lo controlamos”, que su disfrute está en nuestras manos. Hoy vamos a hablar del Síndrome del Espectador.
El Síndrome del Espectador hace referencia al mecanismo psicológico en el que un sujeto durante la relación sexual deja de prestar atención de forma involuntaria a las propias reacciones corporales, centrándose casi exclusivamente en el placer del otro.
Este síndrome en el hombre puede derivar a un trastorno de eyaculación retardada, que no hay que confundir con la retroeyaculación (donde el hombre voluntariamente o involuntariamente eyacula hacia dentro pasando el semen a la vejiga) .En la mujer, el síndrome del espectador, se traduce en anorgasmia.
Vayamos por parte. Eyaculación retardada: como la palabra indica es la patología donde el hombre tarda mucho en eyacular. Al estar tan pendiente de la otra persona se suele pasar “su momento” e incluso llega a ser doloroso por falta de lubricación. Suelen optar por terminar con sexo oral o la masturbación o las dos, que no son excluyentes.
Nota aclaratoria: hay otras causas para la eyaculación retardada (medicación, miedo al embarazo, rechazo a la mujer…) pero no es el motivo de este post.
En la mujer se produce anorgasmia, que es la ausencia de orgasmo. Ocurre,

porque tras la fase de excitación la mujer no es estimulada adecuadamente. No olvidemos que está pendiente de darle placer y se olvida de sí misma.

Lo primero es preguntarse  ¿por qué lo haces? Así de sencillo. ¿Qué causas te motivan a ser el rey del Mambo o la reina de Saba? ¿Baja autoestima? ¿Ganas de conquistarle? La respuesta es cosa tuya .No puedo hacer terapia en dos líneas.
Lo que sí puedo es dar unas orientaciones para que el sexo sea más placentero a dos, en donde en todo momento ambos estén implicados.
1. Comunicación. Es cierto que suele suceder al inicio de una relación (ya sería un peligro que estuvieran más de un mes viendo “la película pasar”. Ajusten ritmos. Pidan por esa boca que no solo se hizo para besar.
2. Hagan un 69. ¡Qué directa soy! Si son capaces de dar y recibir a la vez, van por buen camino (no estamos hablando de llegar al orgasmo simultaneo).
3. Piensa en ti. Busca tu placer. Déjate hacer. Cógete esa almohada, ponla debajo de tus nalgas y date el gusto de decirle: te toca. #ConCariñoYRespeto.
4. Haz un misionero. Así de clásico, pero que te mire a los ojos. Hay miradas que excitan más que todos tus puntos tocados a la vez.
5. Susúrrale al oído, y no para decirle cosas, que también. Mode La finalidad es que no se vaya lejos, que no entre en su mundo de acrobacias. El sexo hasta con un desconocid@ es intimidad.  
En definitiva, en el sexo lo mejor no es comer roscas, sino saborear copa de chocolate con nata. Yo te pongo el chocolate y tú la nata. Uff me quedó muy masterchef. ¡La moda de la cocina me ha llegado! Con- Sex.