SUAVEMENTE…SEXO ANAL

Yo tengo un amigo que es un cielo y un día le pregunté ¿cómo es que a ti no te duele? Y él me contestó muy serio: niña, tu hiperventila y relájate. Y nos partimos el culo riéndonos. Porque no iba mal encaminado: respirar y relajar son elementos básicos para gozar. Hoy vamos hablar del sexo anal.
Antes de empezar tiren todos los prejuicios, todo los tópicos. En el sexo, no hay que dar nada por sentado o por hecho.
Por ejemplo: el sexo anal es un tema tabú. ¡Mentira! No hay conversación que se precie sobre sexo o relaciones que no salga: ¿lo has hecho alguna vez? A mí me encantó, yo sólo dos veces, a mí no me pone nada, tengo que estar borracha (sorry pero es lo que dijo).Querid@s:¡si se habla de sexo anal!!
Otro “axioma”: Dolor, dolor, dolor…El dolor es solo un síntoma de que el ano no está bien relajado y abierto. Para conseguirlo los juegos previos y la estimulación son fundamentales. Estimula la zona sin olvidar otras (clítoris, pechos, testículos, nalgas…) para ir subiendo la excitación. Nota: la suavidad es la clave para que no actúe el acto reflejo del esfínter.
Sexo anal igual a penetración. NO, NO Y NO…El sexo anal no es solo penetración. Abarca caricias, besos, lengua, dedos, juguetes…La zona perineal (el área que se encuentra entre la vagina, testículos y ano) es una zona muy sensible que puede dar mucho placer si se estimula.
La postura del “perrito” es la más adecuada. La más adecuada es la que les haga sentir más cómodos: de costado, misionero, tumbado boca arriba con piernas encima de sus hombros, sentados en una silla…La cuestión es que haya complicidad. La parte receptiva puede ir indicando hasta qué punto está preparad@, incluso ser él/ella la que se vaya moviendo hasta conseguir el acople. Nota: si apuntas a su ombligo, entrarás por la curvatura natural del recto, lo que será más placentero para ambos.
Y la pregunta del millón ¿existe orgasmo anal? SI. Todo tu cuerpo está preparado para sentir placer. Si se puede conseguir tocando los pechos (se ha dado el caso), se puede “llegar” con estimulación anal. Es un hecho fisiológico que  existe un alto nivel de terminaciones nerviosas, lo que le confiere capacidad para experimentar sensaciones orgásmicas. Me viene a la mente una paciente que acudió a mi consulta porque solo tenía orgasmos anales, y eso suponía un problema para su pareja. Lo dicho: en el sexo no hay nada escrito.
COSAS QUE NO DEBES OLVIDAR
Es muy importante usar métodos de protección. La zona anal contiene bacterias que pueden afectar tanto al hombre (infección urinaria, de la próstata) como a la mujer (infección vaginal). Nunca se debe introducir el pene en la vagina después de penetración anal. Antes y después: agua y jabón. Sencillo
Usar lubricante. El ano no se lubrica de forma natural como la vagina, por ello es imprescindible usar un lubricante especial para esta zona. En sex shops los hay especiales más emolientes e hidratantes. Nota: No aconsejo la mantequilla a lo Marlon Brando. No veas el pringue, y el olor no se va en días (eso me contaron ;-))
Solo hazlo si te apetece. El sexo para ser gratificante tiene que ser “con…sentido” y el único sentido que existe es disfrutar los dos. Si insiste le dices: espera cariño que voy a por el rodillo de la cocina picándole un ojo de forma picarona.
Por mi parte, solo les puedo decir que: Si…si quiero…si quiero probarlo todo contigo. Bésame la mano. Con_Sex


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero