RELACIONES TÓXICAS

Somos seres sociales y necesitamos crear vínculos para desarrollarnos como personas. Pero cuidado con la “necesidad” de relación porque algunas crean dependencia y eso no es sano. Una relación sana es aquella que se crea desde la igualdad. Es una unión en la que se fluye, no es necesario luchar para mantenerla. Existe el cariño, el respeto y el compromiso común. Es transparente y no se basa en la lucha de poderes sino en el compañerismo. Una relación tóxica un@ dirige y/ o anula el otr@, hay desigualdad. No hay respeto. No es amor, es un enganche. ¿Por qué se mantiene una relación tóxica? Por dos causas fundamentales: baja autoestima y miedo a estar sol@. Estás personas creen que necesitan otra persona que les complemente, puestos que sienten que sol@s son insuficientes. ¿Cómo saber si amas o te “toxíficas” Responde:
*¿Crees qué no vas a encontrar a alguien mejor?
*¿Te preguntas por qué empezaste la relación?
*¿Tienes miedo a quedarte sol@?
*¿Ya no haces nadas sin consultarlo antes?
*¿Cedes a los deseos del otr@ con tal de no provocar problemas?

 Y esa necesidad de ser querido a toda costa, tiene un gran riesgo: la dependencia emocional. Siempre hay un límite bien claro y es el respeto y el amor a uno mismo, que debe de estar por encima de todo lo demás. Que tu relación no dependa del aire de otr@s…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero