Queridos Reyes Magos que mi fantasía se convierta en deseo…

Delgado. De porte elegante. Piel oscura. En su cara solo pestañas, largas, negras, abundantes. Tierna sonrisa. Manos inmorales que llaman a la perdición. Empezó con un trato agradable, más agradable de lo que exige las normas de la hostelería. Voy todos los domingos por la mañana. La misma rutina. Saco mis libros, papel y lápiz. Ya me invita al último café. El café de no te vayas todavía. Ya me acaricia la mano cuando me devuelve el cambio. Jamás le doy la cantidad justa. Tiene 30 años….Hoy vamos a tratar de las fantasías, y no las de Disney, sino de las carnales, de las fantasías sexuales. Para ello, me voy a centrar en las siguientes cuestiones: ¿Qué es una fantasía sexual? ¿Tiene utilidad? ¿Se debe compartir?
¿Qué es una fantasía sexual? En los años 90 la definieron como “cualquier tipo de pensamiento o imagen mental que posea algún significado erótico para la persona” (Leiteberg y Henning 1995). Lo siento, pero no me convence. Vayamos a Freud que tanto escribió sobre el tema, “son representaciones no destinadas a ejecutarse”. Y aquí viene el meollo de la cuestión: confundir fantasía con deseo sexual. Toca definir deseo sexual: es la acción y efecto de desear (anhelar, sentir, apetencia, aspirar a algo).El deseo, por tanto, es el anhelo de cumplir una voluntad o saciar un gusto. En definitiva, fantasía se refiere a la evocación de una situación ficticia, el deseo es el anticipo de una situación real. Más claro: las fantasías sueños son y sueños serán, y deseos, realidad ejecutable. Uff estoy un poco Barrio Sésamo!:))
Entonces ¿tiene utilidad la fantasía? Segunda cuestión. ¡SI! La fantasía es el verdadero afrodisiaco (olvídense de la canela, ginseng, jengibre…). Las imágenes, ideas o sentimientos que la mente produce generan en la persona gran excitación. Las fantasías nos llevan al camino de la evasión. Es el poder de explorar sin peligro todas las ideas y acciones que no serías capaz de realizar. Ojo, lo  que es fantasía para unos para otros es un deseo ejecutable. Aquí cada uno pone sus límites. Si me gustaría aclarar es que ningún “precepto social “debe hacerte sentir culpable o arrepentirte de tus “evasiones”. Y con esto vamos a la tercera cuestión ¿Se debe compartir? Rige el sentido común. Tantea a tu pareja, si de por si es celosill@ es impensable fantasear con un trío, me da que terminarías de una patada fuera de la cama (escena de Sexo en Nueva York donde Samantha tira literalmente al tercero en discordia) .Por el contrario si le gusta el aire libre pues a lo Robison Crusoe. No olvides que es vuestra mente la que imagina, no se trata de cumplir. Si quieres saber más del tema no puedes dejar  de leer “Mi Jardín Secreto” de N. Friday, es un básico en la materia.

Quiero finalizar con unas líneas para los Magos de Oriente, que todo lo ven y saben que he sido muy buena. Queridos, que mi fantasía se convierta en deseo, y mi servicial camarero sea mi amante experto… ¿Y tú  te has portado bien? ¿Cuáles son tus deseos? Las fantasías mejor me las dices al oído…Con-Sex.


2 thoughts on “Queridos Reyes Magos que mi fantasía se convierta en deseo…”

  1. Es imposible pensar en Fantasía sin nombrar a Disney y sin embargo nadie se ha apropiado el canon del deseo. Creo que la fantasía es una pradera idílica de acariciantes flores, colores a borbotones y mariposas que abanican nuestros sofocos. Esta está a la falda de una montaña deseada que pocos se atreven a escalar … por desconocimiento, por no saber subir, por vergüenza, por no saber bajar, por miedo, … Detrás hay un tobogán vertiginoso de éxtasis total … quizás sea un premio prometido y nunca se llegará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero