No hay un sexo igual que otro…

Para la próxima sesión al masturbarte me vas a decir…Perdón ¿cuándo te masturbas llegas al orgasmo? Nunca me he masturbado. Mi cara sigue impasible, que nada te sorprenda, nada se juzga. Empecé con mi pareja siendo muy joven y en 30 años con él no he visto el por qué. Está persona no ha necesitado buscar su propio placer de manera individual. Él le fue descubriendo todos sus puntos erógenos. Se llevaban a la perfección en la cama. La necesidad surge ahora cuando ya no está. Ahora se enfrenta al espejo sola. Ahora la vida le ha puesto la prueba de amarse a través, para y por ella.
Suerte en la vida y seguiremos en contacto porque tu viaje será largo. Estoy convencida de que llegarás.
¡Vive tu sexo!
Hola Yenny, no me conoces pero yo te sigo hace tiempo, y por fin me he atrevido a contactar contigo. Estoy felizmente casada desde hace 7 años pero mantengo una relación virtual con una mujer. Me explico. Empezamos con confidencias nuestras, luego paso a “mira que bien me queda esto” ¿te gusta? Y fue subiendo de tono. No supe pararla o no quise. Solo sé que me toco pensando en ella. Me tiene loca pero mi marido me satisface. Soy feliz con él. Es como dos vidas en una ¿Qué hago Yenny?
Frente a esta pregunta no caben respuestas ¿o sí? Ella tiene que saber dónde está su sexo. Las razones que le llevan a mantener dos vidas. ¡Quien somos para juzgar! ¡Quien se pone en la piel del otro!
Suerte en la vida. Y si lo necesitas tratamos el asunto con más detalle cuando vengas de vacaciones a mi isla.
¡Vive tu sexo!
¡Qué jarta estoy de sufrir! Hasta el mismo coñ…de tanto llorar por amor. Te lo juro Yenny que ahora solo sexo, sexo, sexo… (Lo dijo más veces pero yo creo que quedó claro) Tres relaciones llevo, ¡¡¡TRES!!!! Y tampoco es que sea tan joven, 27 años son años ya. Y tú sabes que siempre he sido fiel. Jod… que rico está el amaretto con limón, tú sí que sabes jod… Pues eso, que paso, pero oye, te lo digo en serio, de verdad, eh, no vuelvo a trincarme por un tío en la vida. Es más, estoy pensando yo en inseminarme y todo. Yo no paso por un divorcio y esa mierda de los hijos pa´lla y pa´ca. Que va ni de broma.
La dejé que se desahogara. Necesitaba echar para fuera todo el dolor y decepción de su último fracaso.
Suerte en la vida y seguiremos en contacto, ya sea para otro amaretto o para cuidarte los niños. Quien soy yo para poner límites al pensamiento.
¡Vive tu sexo!
“Leer tanto sexo no es bueno”, me dijo cuándo le conté mi sueño. Estaba en el césped. Todo oscuro, me rodeaba cuatro futbolistas y el entrenador. Escribía desnuda frente al ordenador. El míster  les decía, con las manos en los bolsillos, sigan pasándose el balón, no paren. Era como si yo no existiera. Era tan absurda la escena. Recuerdo sus ojos negros, oscuros, penetrantes… Niña ese era Platero… María no te rías que estoy muy mal. Es lo que tiene la confianza.
Y quién soy yo para analizar mi sexo. Quién soy yo para no sentir. Quién soy yo para dejar de soñar… Tengo un grito ahogado esperando a que me lo arranques.

¡Vivo mi vida!….Con-Sex 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero