Los interrogantes del sexo… ¡Y todo empezó por unos pechos!

Abro consulta: EstimularMente es su nombre. Llevo un mes que no soy yo. No encuentro mi espacio. Mi soledad. Mis letras. Las necesito para respirar. Llego de la inauguración. Me sentí arropada por mi gente, toda una trayectoria profesional y una vida personal. Todo se juntó. Y en un momento me di cuenta de que tenía delante cuatro ex amantes. Todos tuvieron algo de mí. Yo algo de ellos. Quizás, esto segundo no lo veo tan claro. Últimamente creo que no doy con el lugar del abandono. Es como si no supieran donde dejarme. Como cuando tiras cristal en el plástico, pero encima lo hacen como si nadie los viera. Historias que se acaban antes de empezar. Historias que ves pasar en cinco minutos como si vieras el túnel. Historias que persigues hace años y solo son tuyas. Así es, así lo cuento.

Y qué fácil es “pene trar”, pero ver en tu interior a través de los ojos, es otro verbo. A mí el sexo me grita
en imágenes. No quiero cerrar los ojos. No quiero perderme nada. A veces el sexo es espejo. Otros en cambio, silencios y oscuridad. Oscuridad entendida como tacto, descubrimiento. ¡Hay tantos tipos de sexo! ¿No piensas lo mismo? ¿Cuántos tipos de sexo has vivido? ¿Eres visual, táctil o “sentil”? ¿Se puede ser algo específico? 

Yo con mis cuatro ex amantes delante y no podía quitarle los ojos a sus pechos. Me llaman. Y lo acepto. No me rebelo. Ya perdí la capacidad de resistirme a mis apetitos. ¿Por qué poner límites a los deseos si no dañas a terceros? ¿Quién controla la imaginación? 

Me escribo con un chico a quien le gustan los hombres y sin embargo yo le pongo. Curioso. ¿Qué verá en mí? El ser humano no tiene etiquetas o no debería. Me manda sus pechos. No mi amigo amante de hombres. Ella. Se ha dado cuenta y juega conmigo. Yo me dejo. Nunca es tarde para descubrir formas de disfrutar ¿Te cierras a conocer nuevas formas? Si es así, ¿quién te lo impide?

Tiene 35 años, nos llevamos 17. Jamás lo hemos hablado. Lo conocí en mi último viaje a Madrid. Su madurez me impresionó. Es diferente. Para mí no tiene edad, porque él no ve la mía. Estamos en otro plano. Jamás me había sucedido. No hay límites. Hablamos de todo con total naturalidad. ¿Dónde está escrito que para la atracción tiene que haber una escala cronológica? ¿Hay duración escrita de antemano en una historia con tantos años por medio? ¿Se puede predecir una relación? 

Estoy cansada, las tres de la madrugada. Hora canaria. Cierro los ojos y me quedo en sus pechos… ¿Quién puede controlar los sueños? Con- Sex. 

 

12167002_1722685521292969_1580150399_n


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero