La película de mi sexo… ¿Y tú film cómo lo grabaste?

El jueves fui a la presentación de un libro: grandes mujeres en la historia. Allí sentada, con mi dolor de nalgas e intentando no moverme en la silla, se me iba la mente. Pensaba en la capacidad que tengo para olvidar algunas cosas y las de retener otras. Y no va directamente proporcional al hecho. Decido desconectar en la ronda de preguntas y me rindo ante la evidencia del asalto de mi próximo post: los hombres de mi vida y su función sexual. Allá vamos. El beso. Dice que el primer beso nunca se olvida, y tiene razón. Yo no lo olvidaré jamás por asqueroso. Hizo todo lo prohibido: tornillo, hasta la campanilla y saliva. Él se quedó peor al ver mi reacción, lloré y todo. Adidas Ultra Boost Pas Cher El primer beso debe ser sentido, tierno, entregado, cauto pero apasionado. Debe ser el primero de muchos. El que abra la veda. Es tu sexualidad la que se pone en marcha, porque despertar has despertado mucho antes. Chaussure Adidas Yeezy 750 Boost La banda sonora de ese beso fue Bee Gees – How Deep Is Your Love ¿Quién fue tu primer beso? ¿Y te acuerdas de su música? Peeting: derivado del inglés “to pet”: acariciar, mimar besuquear. Caricias sexuales sin penetración. Puede ir desde unos besos y caricias leves hasta sexo oral. ¡Ay mi novio del instituto! (suspiro). Ríete de Zac Efron en High School Musical… ¡Nosotros éramos la pareja! Tenía el arte de tocar todas mis zonas erógenas a través de la ropa. ¡Eso era calentón! ¡Qué resistencia la de aquel hombre! Podíamos pasarnos horas pegados. Ahí supe lo que eran dolores musculares por no querer cambiar postura y no perder su abrazo, su calor. La ilusión de una mirada, el gesto de una mano en la cintura. Ese sexo en máxima ebullición. Adidas Yeezy Boost 350 Homme La música que sonaba como no podía ser otra que Je t’aime moi non plus – S, Gainsbourg, J. Birkin ¿Cómo fueron tus caricias? ¿Qué música tenían tus gemidos? Y llegó la primera vez. Doloroso, no lo voy a negar, pero muy deseado. Yo creía que era el hombre de mi vida. Cama, velas y un cubata fue nuestro escenario. Cuidadoso y lento. Yo asustada por toda la mitología oída: llenarás la cama de sangre, el dolor será insoportable, se le pondrán los ojos en blanco, se quedará dormido encima… Yo más que una película de amor viví una de terror. Lo mejor fue su comprensión. La primera vez por favor que sea con deseo y no por imposición, con tiempo y no a la carrera, sin dolor. Busca antes la estimulación, concéntrate en las sensaciones, díganse aquello que les gusta y lo que no. Fuera expectativas, solo disfruta del momento, y eso sí, siempre el preservativo presente. Banda sonora: Abre la muralla de Quilapayun. Lo siento, me hice revolucionaria en mi época universitaria. ¿Cómo fue la primera vez que entraron en ti? ¿Qué música sonaba en el exterior? Si he de elegir acto sexual de relevancia no podía ser otro que la del mes de Septiembre, año 1993, año 1996 donde se unió ovulo y espermatozoide. Mis dos hijos. A las dos semanas de ese encuentro celular ya sabía que estaba embarazada. Soy pura hormona. Cuando se va en busca de los hijos puede ser un camino difícil: aquí te pillo para fecundar, que si esta postura es la adecuada, que si los pies para arriba… No te obsesiones, todo con método pero no te olvides de la pasión. Mete risas, diviértete, la confianza que hay entre ustedes juega a favor. Si pasan los meses y ves que no se logra el embarazo consulta con tu ginecólogo. Carmina Burana estuvo presente en todo el proceso fecundador. ¿Fuiste en su busca o vinieron sin tocar? Cada uno tiene su historia y respeto en la de todas. ¿Música? Pasan los años y llega la madurez sexual, el conocer tu cuerpo y como llevarlo al placer. Y apareció ÉL. Todavía me da escalofríos al recordarlo. El sexo del nirvana. No hay mayor droga que un orgasmo enamorada. Era serotoninas, endorfinas, oxitocinas y todas “las inas” del mercado. No había límites, no había fronteras, desaparecía en él, sin miedos. Cuando encuentras “a la persona” el sexo no tiene título, no hay palabras para describirlo por mucho que recite el poeta. Si has sentido sexo con amor correspondido ya has vivido una vida entera. La música la llevo grabada: BSO de la película “Moulin Rouge” ¿Y la tuya? ¿Has vivido una historia de amor? Mis dos últimos amores sexuales han venido virtuales hasta convertirse en carnales. Hecho natural por el proceso laboral que estoy viviendo: encerrada en el ordenador. Chaussures Adidas Yeezy Boost 350 Sexo en la distancia. Sexo en las palabras. Sexo que engancha. ¡Cuidado! Del primero solo salvo una noche de todas las que tuvimos juntos, que fueron muchas. Las otras se las devuelvo y quédese con el cambio. Lo llevo tatuado. El segundo es una de las personas más hermosas que he conocido. Sexo con sentido. Sexo tierno. Sexo con pausa y rebobina. Sexo con sonrisa. Sexo con voz cantarina susurrándome palabras de amor y deseo. Mi dandy. Se acabó en una bonita y eterna amistad. La música de mis redes me la guardo porque me da pereza buscarla, aunque podría ser algo de Luz Casal… decidan ustedes. Habrá segunda parte porque como es evidente falta gente. Hombres. Mujeres. Sexo. Vidas. Elige los ritmos para vivirlos. Yo ando descubriendo nuevas músicas… nunca es tarde para una buena melodía. Escucho: The Heavy – Short Change Hero Cierro el ordenador.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero