Existen tanta variedad de relaciones como de sexo: ¿hablamos del folla amigo?

¡Qué devaluado está el concepto de folla amigo! Amigos es algo realmente escaso. O por lo menos en mi caso. Yo solo tengo dos amigos hombres. Uno fue mi novio, luego amigo, luego folla amigo, ahora hemos vuelto al estado de amistad. Mi otro gran amigo es homosexual, y aunque en épocas desesperadas en donde me urgía varón, le rogaba caricias en mis senos, todo quedaba entre risas y achuchones. Así que no confunda conocidos, colegas, compañeros, con amistad.

Leo en las miradas. He desarrollado esa técnica, a base de consultas como terapeuta, y puedo distinguir las intenciones en un parpadeo. Ando un poco chula hoy. Pido disculpas.

Existen tanta variedad de relaciones como de sexo.

  • El conocido-follador/a: esa persona que conoces hace tiempo en tu vida, intercambian parcelas, ya sean laborales o momentos de confidencias. Este tipo de relación suele desaparecer cuando el sexo se acaba. Se crea un muro porque se ha pasado la barrera y no saben manejar su incomodidad.

“Los hombres se distinguen por lo que muestran y se parecen en lo que ocultan”. Paul Valéry

  • El cómplice-follador/a: aparece entre risas y buen rollito. Solo quiere sexo, y si va acompañado de buenos momentos, mucho mejor. Sin complicaciones. Puede ser muy útil porque su trasparencia es tal que no lleva a equívocos.  Nunca va a más. Eso es así.

“Hoy siempre es todavía”. Antonio Machado

  • Colega-follador/a: suele entrar porque ambos están en crisis, del tipo que sea, se cuentan sus penas y zas: en horizontal. Usan el sexo para descargar y sentir que están vivos. Ojo, en este estado “las defensas” andan bajas y una de las partes, o ambas, suelen confundirse. Pero una vez superado el desnivel que los unió, no hay motivo para la unión. Se quemó.

“Y la única manera que conozco de buscar con menos compulsión el amor ajeno, es de disfrutar un poco más del propio” Antonio Galindo.

  • El pizzero–follador/a: ¡Ese número que está para las necesidades de glotonería! ¡Maravilla! Se va a lo que se va: cuatro estaciones y con todo de queso. Ahora no intentes pedir sushi, no le urge ampliar el menú. Sobra decir que el respeto ha de primar siempre. Una cosa es una urgencia, y otra, un servicio.

“El veneno está en la dosis” Paracelso.

  • El fiestero-follador/a: esa persona que encuentras por la noche y crees que es tu alma gemela, ves una complicidad, una compenetración enorme. Y unas horas a su lado te parece como si lx conocieras de toda la vida. Pues, tanta intensidad no suele durar. Tantas etapas en una noche pasan factura. Pero no cerremos la puerta, que grandes historias empezaron con “ereesss de putaaaa madreeee “.

“Comenzamos a amar cuando dejamos de estar enamorados” Erich Fromm

  • El folla-amigo/a: El auténtico, tomado al pie de la definición. Tu confidente, tu apoyo, tu, “quítate tú para ponerme yo” cuando lo necesites, tus risas, tu silencio… A través del paso de los años. Esto es un dato fundamental. Una amistad no se consolida en periodo corto. ¿Cuál es la evolución de este expediente? Tantas como respuestas te da la vida. Pueden terminar en pareja, o no… Lo que sí es tajante, es que si es un amigo real, no te arrepentirás, porque al tiempo, los lazos que los unieron se mantendrán.

Me gustan las personas que tienen algo de terciopelo… Esas que te acarician por dentro… Mi sexualidad tiene textura. Con-Sex.

PD: todo lo escrito debe ser leído con precaución, existen tanta variedad de relaciones como de sexo.

csffo3rxgaelvjk


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero