El sexo no sabe de formas y si de sentir… Diversidad funcional

Antes de entrar en materia les voy a contar dos momentos de mi vida que sin saberlo iban a ayudarme a hacer este post. El primero fue cuando tenía 25 años y hacía logoterapia en La Complutense de Madrid. Tocaba prácticas en un centro de diversidad funcional. Entré en una sala de esas tipo gimnasio, con colchonetas, barras y más cosas. Yo con bata blanca, y veo en una colchoneta, hecho un ovillo, un cuerpo totalmente atrofiado, atrofiado no se tenga por despectivo o peyorativo, a un chico que clavó su mirada en mí, con una sonrisa amplia, sonrisa llena de satisfacción. El fisio que trabajaba con él le pregunto o más bien afirmó: eh, te gusta la pelirroja. Para mí fue un descubrimiento, no su deseo con el panorama que tenía encima, sino todo un lenguaje inteligente de demanda de placer. Sobra decir que las prácticas las hice con él, me reí una barbaridad y tenía total conciencia del sentir.

Segundo momento. En casa viendo la película “Jonny cogió su fusil”. Trata de un hombre que debido al impacto mortero pierde piernas, brazos, vista, oído y la capacidad de hablar, quedando postrado en una cama. En ese silencio desesperante, porque su mente está intacta, consigue llegar a comunicarse con una enfermera que le cuida. Lo baña con una toalla, le da masajes, le da de comer, va creando un vínculo, tanto que para mostrarlo, le masturba. No me extrañó en absoluto que ella calmará esa ansia, esa necesidad de explotar. Porque eso es a veces el sexo, la culminación de un proceso, llámese encuentro o el nombre que le quieran poner. Ya sin saberlo se estaba fraguando las herramientas para ser sexóloga. No es que le quiera contar mi vida, es que deseo que despierten en ustedes una nueva idea de sexualidad: hay una manera diferente de sentir.

Nota: el post se divide en tres partes; primera parte, ideas claras a tener en cuenta, es decir, estos puntos les pasan sí o sí a TODXS en nuestra sexualidad. Segunda parte, realidades que nos vamos a encontrar, aterrizamos en el día a día de la Diversidad Funcional, y, para finalizar, la tercera, qué hacer, pautas.

IDEAS CLARAS A TENER EN CUENTA

  1. 1. Concepto de sexualidad: es la manera propia que cada individuo tiene de verse, sentirse y vivirse como ser sexuado, que evoluciona a lo largo de la vida según va creciendo y desarrollando. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales” (OMS, 2006)

No hay una manera única de entender la sexualidad. Es más, yo diría que cuando te alejas de la norma se pueden ejercer más prácticas, incluso más satisfactorias. Por norma entendemos la sexualidad genitalizada, coecentrista, reproductiva, en busca de un orgasmo, de un toma y daca (yo te lo hago a ti, tú me lo haces a mí, yo te pongo cremita, tú me pones cremita). Quizás deberíamos revisar nuestro concepto de sexualidad. Ahí lo dejo.

  1. 2. El sexo no es un hobby que ponemos en práctica. Es una condición con la que el ser humano nace. Somos seres sexuados. Los seres humanos necesitan vincularse con figuras de apego que nos den protección y seguridad. Todos somos seres sexuales. Tenemos la necesidad de contacto corporal e intimidad emocional (caricias, abrazo, mimos…) No existen personas asexuales, sino bajos de deseo.
  2. 3. Autoimagen: la imagen que cada cual se forma en su mente sobre sí mismo. Cuando no es posible formar un esquema corporal es muy difícil percibir el propio cuerpo, repercutiendo negativamente a la hora de recibir y sentir sensaciones. Lo que resulta claro es que una insatisfacción con la imagen corporal implica una peor autoestima, lo que hará que el sujeto viva su sexualidad igualmente de forma insatisfactoria. Todo está relacionado, el peligro es que se puede convertir en bucle nefasto.
  3. 4. Educación Familiar: La familia es marco de referencia y principal fuente de adquisición de valores y actitudes. Incluso, cuando dentro del seno familiar nunca se habla de sexualidad o se reprimen manifestaciones eróticas, se estará educando puesto que se dan mensajes y mostrando actitudes.

  REALIDADES QUE NOS VAMOS A ENCONTRAR

  1. El sistema educativo no contempla la educación sexual entre sus contenidos, mucho menos en colectivos específicos, como la sexualidad en la Diversidad Funcional. La mayoría de los programas e intervenciones que se realizan en los centros educativos, y cuando se realizan, suelen ir enfocados a cubrir la demanda, es decir, se ejecuta el modelo clínico sanitario, entendido como salud, ausencia de enfermedad, y no como bienestar del individuo o desarrollo de la calidad de vida. Resumiendo: evitar riesgos (embarazos, enfermedades de transmisión sexual…).
  2. Estudiar este interrogante: ¿Qué es deseable? Negar la diversidad de lo erótico y encasillar lo que debe ser deseable es poner límites. La sexualidad en todas sus formas y manifestaciones admite todo tipo de realidades, todo tipo de expresiones, todo tipo de cuerpos. Otra manera de pensar los cuerpos más allá de la estética imperante. Ideas sacadas del libro “Corporeidad Posmoderna” de Asum Pié. Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=cDw3jZ9cvEk
  3. Es evidente que la respuesta sexual puede verse afectada por las lesiones pero nosotros estamos hablando de “otra forma de sexo”.

NOS PONEMOS A TRABAJAR

Lo principal es empezar con la valoración del cuerpo, trabajar una buena autoestima, recordar que una insatisfacción con la imagen implica baja autoestima, lo que repercute negativamente en la vida sexual. ¿Cómo vamos a desarrollar un buen concepto? Comentarles que aquí no vale recetas, no hay fórmulas, cada persona es sus circunstancias y de ellas debemos partir. Lucrecia Masson nos dice al respecto: Cuestionarnos estándares de normalización corporal, cuestionarnos maneras de producir placer, maneras de vivir el placer. Construir otras formas de belleza. “Hay modos de mirar que fabrican deseos y modos de mirar que fabrican bellezas”. ¡Genial esta frase!

Otro punto vital para trabajar “la normalización en la sexualidad de la DF es la figura del asistente sexual. Sus funciones, desde ejercicios de concienciación del cuerpo, acariciar, tocar, ser tocados, masturbar y facilitar la excitación sexual y la penetración, hasta enseñar y dotar a la persona de la capacidad de expresión de sentimientos sexuales para poner en práctica con su futura pareja. Esta figura está legalizada en países como Alemania, Holanda, Dinamarca, Suiza y Francia, en donde están considerados como necesidad básica y elemento de la salud integral de las personas con DF. Obligatorio ver Película “Las sesiones”. Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=g5qASFV7c1Q Jaume Girbau es el motor de Sex Asitent Cataluña—grupo formado por DF, sexólogos, orientadores y terapeutas— que ha abierto en España el debate sobre la legitimación de la figura del asistente sexual.

Vamos finalizando con la cuestión realmente importante: Otra manera de sentir, que creo que ya he dejado bien claro. Y surge el libro “El hombre que aprendió a vibrar” de Francesc Granja. Francesc está convencido de que se puede alcanzar el éxtasis con un simple roce en las yemas de los dedos. El cerebro tiene la maravillosa capacidad para adaptarse y construir reacciones nerviosas. El cerebro humano tiene la capacidad de la plasticidad, de la adaptación y del aprendizaje. Es el creador de la Fundación “Tanden Team”. Página web muy completa que presta servicios de estilismo, viajes, testimonios… : http://www.tandemteambcn.com/

Raúl de la Morena y Antonio Centeno también nos acercan a la sexualidad del DF en su documental “Yes, we fuck”, mostrando sin tapujos que las personas con DF también pueden disfrutar del sexo. Página: http://www.yeswefuck.org/

Me despido citando a Francesc Granja, quizás TODXS deberíamos volver a encaminar nuestra respuesta sexual, “aprendió a mirar en lugar de ver, a escuchar en lugar de oír y a acariciar en lugar de tocar”. Con-Sex.

53975-944-550

Foto: Película “Intocable” (2011) por Olivier Nakache y Eric Toledano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero