¿Cuándo hablarle de sexo a mi hijo?

¿Cuándo hablarle de sexo a mi hijo? Me suelen decir,  yo siempre les contesto lo mismo: cuando te pregunten. Es algo tan obvio. Los niños muestran curiosidad por todo lo que le rodea y el sexo forma parte de nuestras vidas, así que es natural que surja el tema.

Como contestar es otra cuestión,  a este punto les respondo: con la mayor claridad y sencillez. Ellos no quieren discursos. A veces damos más información de la necesaria. Relájate, si te ven tens@, o te niegas ya estás mandando mensajes negativos o peor, abriendo otros canales de información que pueden ser erróneos o dañinos.

La educación sexual es un tema de la familia, lo quieras o no. Educamos sexualmente aunque no seamos conscientes de ello, somos modelos. Transmites una actitud sobre el sexo según como lo vives. Educas con tu manera de mostrar afecto, con la forma de relacionarte con la pareja, la aceptación de tu cuerpo… Por eso lo importante es crear un ambiente de confianza, de diálogo. Ser sincer@ y honest@. Los niños crecen y recuerdan perfectamente las “medias verdades”. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta su nivel de entendimiento, que suele estar acorde con su edad cronológica. Y aunque es evidente que la educación sexual es cosa de la familia no puedo dejar de dar mi opinión, y es que no estaría de más invertir en educación sexual en los colegios. Impartir talleres sobre salud sexual y emocional. No es solo hablar de los anticonceptivos o evitar enfermedades de transmisión sexual, sino también abordar todo el tema afectivo y neutralizar los mensajes sexuales negativos y, estereotipados de los medios de difusión  y sociedad en general.

Otro tema que me plantean es ¿qué pasa si nos cogen en pleno acto? Aquí no voy a caer en el tópico de mamá y papá (o pareja, compañero, amante) se quieren y jugamos a cosas de mayores. Respuesta: depende del momento en que los hayas sorprendido, porque no es lo mismo una felación que uno encima del otro. No entrar en detalles. Las caricias son algo natural entre dos personas. A más edad, más consciente son de la sexualidad de sus padres. Cosa que no llevan nada bien. Hay una premisa para ellos: los adultos no tienen sexo, acompañado de la onomatopeya ¡puaaaaj!

Si observas que todo esto “te queda grande” hay cantidad de libros y guías que nos puede servir de referencia. La elección de ellos depende de tus valores y línea de vida. Sobra decir que unos mínimos, como igualdad de género, no a la homofobia… vamos que impere el respeto al ser humano y su libertad, es de sentido común.

Sin más me despido, que en formación si es breve mejor. No olvides, de ti depende que la sexualidad en tus hijos se desarrolle de forma natural y la vivan de una manera sana.  Somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos. Con- Sex.

tumblr_mqzxjoErKA1rjkdrko1_500


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero