Calendario sexual antes de que termine la Navidad.

La gente sabe que escribo, hablo, trabajo en base, sobre, bajo, desde el sexo, y por ello, me mandan todo lo que van encontrando. A veces es engorroso, pero se agradece. Y he aquí, que me llega un post sobre un calendario de adviento en plan erótico. Tenía su gracia y estaba bien escrito, aunque basado en juegos que pululan en el mercado y que solemos usar l@s sexolog@s en consulta.

Día: 1 “mande un mensaje caliente a su pareja”. Día 2: “prepare cena con velas”. Día 3: “baile con música sensual”. Flojo ¿verdad? Últimamente me estoy haciendo una agresiva/pasiva. Doy asco. Así que en esa línea voy hacer un calendario de “mi viento”, y con suerte compartimos aires de lima.

Día 1. Muérdete los labios, aguanta la respiración y piensa en el mejor sexo que has tenido. Ahora mastúrbate recreándolo.

Día 2. Camina por la calle como si fueras los Bee Gees en Stayin’ Alive. ¡ERES SEXI!

Día 3. Hazte una foto desnuda. Ponla en blanco y negro. Somos luces y sombras. Acéptate.

Día 4. Susúrrale al oído “Je t’aime”, luego pasa la lengua por su cuello y vete… continuará… a veces las segundas partes son mejores que las primeras.

Día 5. No pienses en el sexo. Mente en blanco.

Día 6. Haz el día 1 porque estás a reventar.

Día 7. Lleva tu mano a los genitales. Huele. Tu sexo es tu esencia. No lo olvides. Los perfumistas lo saben.

Día 8. Bésal@, bésal@ y vuelve a besar. Comparte labios, lengua, saliva, aire. El mejor abandono se produce en la comisura. Ya lo cantó Luz Casal.

Día 9. Improvisa. No todo te lo voy a decir yo.

Día 10. Tu cuerpo es tu ahora. Repítelo 100 veces.

Día 11. Desnúdate al sol. Recibe de la naturaleza. Es sabia.

Día 12. Dicen que nuestro horizonte tiene el tamaño de nuestras aspiraciones. Yo te digo: no mires atrás y abarca con tus ojos hasta el infinito. El tamaño no importa.

Día 13. ¿Al final del deseo que queda? El placer de haber deseado. Sencillo.

Día 14. Tacha el día 13 y vuelve a desear. Es la única manera de vivir.

Día 15. Cierra los ojos y come chocolate, el mejor chocolate, “el chocolate”. ¿Lo sientes? Respira. Gime. Eres chocolate. Eres clímax.

Día 16. Mírala. Es hermosa. Cógela. Métela en la boca. ¡El maravilloso mundo del sexo oral!

Día 17. ¿Volverán las oscuras golondrinas…? No preguntes por pájaros. Volar está sobrevalorado. Imagina.

Día 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24. Sonríe pero en vertical. Lee literatura erótica… de la buena. (La sonrisa vertical te ayudará).

Día 25. Apaga la luz. Tendances de la mode Oscuridad absoluta. Dale forma con tus manos. Descubre su piel.

Día 26. ¿Qué sueles hacer antes de llegar? Reinvéntate. En el cambio está el progreso.

Día 27. Mira, míralo todo. Como entra, como se abre, como succiona tu pezón, como la lengua se detiene en tu gemido. Ojos para hablar. Clávasela… la mirada.

Día 28. Juega con el espejo. Yo me toco. Tú te tocas. Que tu semen llegue a mí. Que mis flujos salgan por ti.

Día 29. No le dejes ni soltar las llaves. Coge “el paquete” y ábrelo con deseo, dale la espalda y que haga camino entre tus piernas. Solo cinco minutos bastará para que no lo olvide nunca.

Día 30. ¿Y a ti qué te pone? Lápiz y papel y empieza con tu lista. Tienes todo el día.

Día 31. Tu cabeza sobre su pecho. Escucha como respira su corazón. No hables. No hagas nada. Empieza un nuevo sexo en ti.

Este ha sido mi calendario. Quizás algunos piensen que es un poco tarde, pero ya saben, nunca es tarde si de gozar se trata.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero