Autoestima y la influencia externa

Me he congratulado con el género masculino. Después de mucho tiempo he vuelto al placer de una buena conversación. Ese hombre que te cautiva con el saber ser. La mirada atenta. El interés puesto. Un hombre culto, con sentido del humor, amplio de miras y belleza de cercanía. No hubo ninguna química sexual. Atracción no es sexo. Sencillo. Lo sencillo no es simple, es síntoma de claridad. Quedé con él para desvirtualizarlo a las diez, se hizo las doce sin darnos cuenta. Nos despedimos con un “eres mejor en directo” y “estamos en contacto”. No sé si lo volveré a ver. Él tiene su vida, yo la mía. Pero de vuelta a casa con la sonrisa puesta me dije: a este hombre lo escribo. Le debo mucho, me he reencontrado con mi olor de hembra.

Hoy vamos a hablar de la autoestima y la influencia externa (2ª edición)

Si breve dos veces bueno. Nunca he entendido este dicho, porque si te gusta, que dure y dure. Si te tomas un café saboréalo, si te pones crema hazlo a conciencia, si te miras de reojo en un escaparate párate. Esto de aceptarnos es complejo, pero hay hechos elementales, básicos e imprescindibles que no debemos dejar pasar para querernos. Seré breve, clara y concisa. Allá vamos.

Causas de baja autoestima:

  • Ambiente familiar negativo: si no fuiste apoyado y querido por tu entorno dejará secuela.
  • Dificultades en la etapa escolar: acoso, burlas, vejaciones…
  • Exceso de autocrítica y perfeccionismo.
  • Inseguridades, incapacidad para superar dificultades.
  • Alto grado de susceptibilidad.

El mundo está lleno de personas acomplejadas a causa de una mala percepción. Tu cuerpo cuenta tu historia. No lo olvides.

¿Qué imagen tienes de ti? ¿Qué se esconde al mirarte? Pudor, vergüenza, rechazo, asco, tristeza, malestar, repulsión, decepción, frustración…

Una imagen negativa de tu cuerpo puede influenciar en tu día a día: escasa habilidad social, dificultades sexuales, trastornos de alimentación… En ti está el cambio. ¡Comienza ya! Hay mucho en juego: tu vida.

  • Modifica tu lenguaje. Las palabras en la mente hacen, y mucho. Aprende a ver lo bueno en ti.
  • La perfección no existe. Y menos mal, en los detalles está lo hermoso.
  • El éxito depende de muchos factores: inteligencia, decisiones, suerte… Te puedo asegurar que rostro y cuerpo no dicen nada si no van acompañados de esencia.
  • Cuida tu aspecto, tu estilo, es decir, siendo fiel a ti mism@. No te compares. ¡Qué sentido tiene cuando en la diversidad está el encanto! Lo auténtico si es hermoso.
  • ¡Libérate! No me digas que no estás hart@ del discurso del “culto al cuerpo”, de la “eterna juventud”. No sabes lo maravilloso que es ir de “carpe diem”.
  • Une de las cualidades que más valoro últimamente es el sentido del humor. “Autoríete”. Me explico. Mírate y ríete de todas las veces que te criticaron o rechazaron. Da gusto. “En serio”.

Modificar comportamiento y adoptar nuevas formas de actuar no es algo fácil. Si te sientes incapaz de hacerlo sol@ acude a un terapeuta o apúntate al taller sobre autoimagen, eliminando bloqueos, que daré junto a @charoguijaro, el 12 de noviembre. Sí, es publicidad, pero es mi blog 😉 Más información en eugeniar2917@gmail.com.

Y yo sigo siendo la misma que en la primera edición pero con más letras. Gracias a él, vuelvo a tener mi autoestima en alza, y entro en una nueva etapa. Con-Sex


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YennyRivero